Archivo por meses: abril 2010

Vergüenza ajena

Leyendo la entrada de Luis Rull, me hago la pregunta, ¿Hay días en los que tienes ganas de vivir en un país diferente? y la irremediable respuesta es un sí aplastante.

No voy a entrar en muchos aspectos ya que no quiero extenderme mucho, porque sólo con el tema de la televisión me sobra para, en ocasiones, no querer vivir en este País. Un claro ejemplo puede ser este vídeo,

httpv://www.youtube.com/watch?v=e0TQTTrcsJo&feature=player_embedded#!

‘Sálvame Deluxe’ alcanzó un 23,3% de share y 2.685.000 espectadores vieron la entrevista que Jorge Javier Vázquez le hizo a Belén Esteban

Mi raciocinio no me deja entender que más de dos millones y medio de personas puedan pasar más de un minuto desperdiciando su tiempo de una forma tan descarada. En el País que vivimos, ¿esta chica es un ídolo? ¿este programa es líder de audiencia? ¿Hasta un 23,3% de share!!!!?  Igual se me puede tachar de talibán en determinados aspectos, pero si algún día queremos estar a la altura de Europa y tener una posición cultural e intelectual destacada en el mundo, este tipo de programas no pueden tener cabida en la televisión. O mucho mejor, en el país que viviría, este tipo de programas tendrían que dejar de emitir porque la audiencia fuera nula.

La gestión del tiempo es uno de las grandes dificultades que se me plantean día a día, y creo que a mucha gente le ocurre lo mismo. El día tiene 24 horas y por lo menos 5 hay que estar durmiendo. ¿Cómo se puede malgastar tiempo con este tipo de tele basura? A mi personalmente me hierve la sangre…

Algo de poesía

Se esta celebrando en Córdoba el séptimo festival de Cosmopoética, en el que se reúnen poetas de todo el mundo  y se realizan multitud de actividades relacionadas con la poesía. Una de las iniciativas es llenar la ciudad de poesías por todas partes, entre ellas en las lunas del autobús. Ayer cuando volvía de trabajar, leí uno de estos poemas pegado en la puerta del bus que me gustó mucho. Es de Amalia Bautista, una poeta madrileña que tiene bastantes publicaciones.

Cuéntamelo otra vez, es tan hermoso que no me canso de escucharlo. Repíteme otra vez que la pareja del cuento fue feliz hasta la muerte, que ella no le fue infiel, que a el ni siquiera se le ocurrió engañarla. Y no te olvides de que a pesar del tiempo y los problemas, se seguían besando cada noche. Cuéntamelo mil veces por favor: es la historia mas bella que conozco.

En los tiempos que vivimos en los que son tan complicadas las relaciones de pareja, me pareció muy lindo leer esto.